Plan de Emergencia




Es importante tener un plan bien elaborado para consultar en caso de lesiones. Es mejor tenerlo por escrito y guardarlo en su bolso de entrenamiento o en el botiquín, donde pueda ser consultada si es necesario. Algunos puntos que deben tratarse en el plan :

* - Hay un botiquín de primeros auxilios disponible?
* - Tengo siempre conmigo una lista de teléfonos de contacto para casos de emergencia de mis compañeros ?
* - Dónde esta el teléfono más cercano ?
* - Cómo consigo primeros auxilios y assistencia médica y/o ambulancia ?
* - Mis amigos o compañeros tienen conocimientos de primeros auxilios ?
* - Quién irá a buscar ayuda si es necesario atender a un jugador lesionado ?
* - Quien supervisará a los otros jugadores si necesito pedir ayuda ?
* - Los asistentes y jugadores conocen el plan de emergencia ?




Lesiones comunes en el fútbol y su cuidado




Siempre que un jugador resulte lesionado, asegúrese de informar a los padres o tutores de la lesión, aunque la lesión parezca menor y el jugador pueda continuar el partido.

Es importante que el entrenador (en caso de no tener un responsable médico) conozca el historial médico de sus jugadores (las enfermedades, problemas físicos, antiguas lesiones de los jugadores ...)

En la mayoría de las lesiones que se producen en el fútbol (especialmente en los músculos y en las articulaciones), las medidas comunes de aplicación inmediata son :

- colocar en postura relajada,
- aplicar hielo o frío,
- vendar con una venda compresora y
- poner en alto la parte del cuerpo afectada.

Por supuesto, el diagnóstico definitivo y la terapia a seguir es competencia del médico.

TRATAMIENO CON FRIO : provoca que se contraigan los vasos sanguíneos, con lo que se reducen o impiden las hemorragias internas. Esto va unido a un efecto calmante del dolor. El enfriamiento debería prolongarse durante un buen rato (en total 4-6 horas, por ejemplo 4-5 veces al día durante 15-20 minutos), y sería conveniente que el hielo, las compresas frías, los esprays fríos, etc. no estuvieran en contacto directo con la piel (peligro de que las capas externas de la piel se congelen).

TRATAMIENTO CON CALOR : se inicia en las lesiones deportivas agudas, por regla general después del cuarto día, aplicando cojines calientes, cojines muy calientes, rayos infrarrojos, baños, sauna entre otros…, que contribuyen al aceleramiento de la curación de la lesión al provocar una dilatación de los vasos sanguíneos y el consiguiente aumento del flujo sanguíneo.

El VENDAJE compresor tiene como objetivo evitar la hinchazón de los tejidos.

El poner la parte afectada en alto (por encima del nivel del corazón) persigue una reducción del flujo sanguíneo para reducir la hinchazón.

La fase postratamiento con las correspondientes medidas de rehabilitación (en dependencia de la gravedad de la lesión) debería planearse y seguirse siempre por el jugador y el entrenador conjuntamente, de acuerdo con el médico, determinándose mediante revisiones periódicas la progresión de curación.





¿Qué debe tener nuestro botiquín de primeros auxilios?



Cualquier médico o farmacéutico se prestará con placer a decidir el equipamiento básico de un botiquín de primeros auxilios.

Pero esto no es suficiente: El contenido debe ser repuesto a medida que se utilice y todo el material así como los instrumentos deben estar siempre en perfecto estado higiénico.

El contenido básico que debería contener un botiquín de primeros auxilios consiste en :

- Bolsas de hielo de efecto prolongado
- Espray frío
- Esprays antiinflamatorios y anestésicos
- Pinzas
- Tijeras
- Tiritas de diferentes tamaños
- Desinfectante, espray para heridas
- Vendas elásticas y adhesivas (para preparar vendajes de compresión)
- Compresas elásticas
- Algodón medicinal para limpiar y acolchar
- Jabón
- Analgésicos
- Glucosa
- Guantes de goma
- Termometro
- Solución iodada
- Linimento y Aceite para masajes
- Espátula (para aplicar las pomadas)
- Pomada contra contusiones
- Esponja




Golpe de calor




PREVENCION: Evitar estar al aire libre durante la parte más calurosa del día (si es posible).

- Cambiar el nivel de actividad de acuerdo a la temperatura
- Tomar frecuentes descansos
- Beber grandes cantidades de liquido
- Vestirse con ropa de colores claros, si es posible

SINTOMAS:

- el jugador está caliente y rojo
- el jugador NO suda (aunque la piel puede estar húmeda de la transpiración anterior)
- el pulso está acelerado e intenso,
- la temperatura corporal será superior (40°C o más).

PRIMEROS AUXILIOS:

- Solicitar asistencia médica.
- Sacar al atleta fuera del calor y ponerlo en un lugar fresco.
- Refrescar al atleta rápidamente (sumergirlo en un baño de inmersión fresco, o envolverlo con paños mojados y abanicarlo)
- No darle nada por la boca




Calambres




Los calambres musculares son contracciones o espasmos súbitos, involuntarios en uno o más músculos. Generalmente ocurren después del ejercicio o por la noche y duran desde algunos segundos hasta varios minutos. Probablemente ya tuvo algún calambre alguna vez. Es un problema muscular muy común.

Los calambres musculares pueden ser causados por el mal funcionamiento de algunos nervios. Algunas veces, este mal funcionamiento se debe a un problema de salud, tales como una lesión de la médula espinal o a un nervio pinzado en el cuello o la espalda. Otras causas son:

* Distensiones o exceso de uso de un músculo
* Deshidratación
* Falta de minerales en la dieta o desgaste de minerales en el cuerpo
* Llegada insuficiente de sangre a los músculos

Los calambres pueden ser muy dolorosos. El estiramiento o el masaje suave sobre el músculo pueden aliviar el dolor.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Dejar descansando al jugador en un lugar fresco.
- Darle agua fresca.
- Estirar el músculo y masajear el área.




Cansancio o agotamiento



SINTOMAS:

- la piel del jugador aparece pálida y pegajosa
- la transpiración es abundante
- puede experimentar nauseas, debilidad, vértigo, dolor de cabeza, calambres.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Acostar al jugador en un lugar fresco
- Elevarle los pies unos 20-30 centímetros.
- Darle agua fresca.
- Aflojar la ropa ajustada.
- Sacar la ropa mojada por transpiración.
- Aplicar paños húmedos o bolsa de hielo (envuelto) sobre la piel.
- Llamar a la asistencia médica si el jugador rechaza el agua, vomita o parece que pierde el conocimiento.




Ampollas




SINTOMAS: Las ampollas aparecen típicamente como una burbuja de piel levantada con un liquido por debajo; el liquido puede ser transparente o ensangrentado. La ampolla puede estar explotada y con nueva piel descubierta. Suele ser doloroso.

CAUSAS: Zonas presionadas por unas botines o calcetines mal puestos.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Frotar hielo sobre el área
- Colocar una tela circular sobre el borde exterior de la ampolla y una cinta para prevenir mayor fricción
- Si la ampolla esta explotada, lave el área con jabón y agua, ponga ungüento sobre la ampolla y cubrir con un apósito protector

A EVITAR:

- NO tratar una ampolla con poca seriedad; puede producirse una infección, causando serios problemas
- NO Pinchar la ampolla . debe encargarse un profesional

PREVENCION:

- Utilizar botas y calcetines de la medida adecuada
- Es necesario un entrenamiento adecuado para permitir a la piel acostumbrarse a la carga de ejercicio
- Usar dos pares de medias si la fricción es extremadamente mala




Raspaduras y erosiones en la piel


SINTOMAS: Especialmente en partidos sobre terrenos duros, debido a caídas y entradas.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Lavarse las manos.
- Lavar la herida muy bien con jabón suave y agua.
- Los fragmentos o pedazos grandes de suciedad o desechos se deben remover con pinzas.
- Si es posible, se puede aplicar un ungüento antibiótico.
- Si existe la probabilidad de que la herida se ensucie, se recomienda aplicar un vendaje no adhesivo; de lo contrario, se debe dejar secar al aire.
- Las raspaduras grandes o raspaduras que sangran más se deben cubrir con un vendaje de gasa. La aplicación de hielo puede ayudar a reducir la inflamación, aunque éste no se debe aplicar directamente sobre la piel.




Hemorragias





En la mayoría de casos, la hemorragia puede controlarse presionando directamente sobre la herida. Para reducir el riesgo de la infección, utilice guantes de látex y lávese las manos antes de tratar una herida abierta.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Presionar directamente sobre la herida con una compresa limpia (o trapo)
- Elevar la herida por encima del nivel del corazón
- Mantener al jugador acostado
- Si la hemorragia es suficiente para empapar la compresa, aplicar otras adicionales sobre las usadas
- Solicitar asistencia médica o acudir al servicio de emergencia si la hemorragia es severa y persistente

A EVITAR:

- NO quitar las viejas compresas; pueden aumentar la hemorragia
- NO tratar ninguna hemorragia con poca seriedad
- NO permitir que la suciedad entre en la herida
- NO atemorizarse. Pedir ayuda si no está seguro





Hemorragia nasal



Aunque usualmente es más molesto que serio, cualquier hemorragia nasal a consecuencia de una lesión en la cara debe ser considerada como una potencial fractura.
Si sospecha que existe una lesión de cabeza, cuello, o espalda, no intente controlar un desangramiento nasal; en lugar de eso, evite que el jugador se mueva y estabilice la cabeza y cuello.
Si el jugador quiere seguir jugando deberá proceder con mucho cuidado.

CAUSAS: pelotazos o golpes en el uno contra uno. Una hemorragia nasal es un suceso bastante común si se produce un golpe en la cara o asociado a una elevada presión sanguínea, infección, actividad agotadora o unas fosas nasales secos.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Siente al jugador recostado ligeramente hacia adelante
- Aplique una compresa fría a la nariz y cara del jugador y en la nuca
- Aplique presión directa haciendo que el jugador se presiones las fosas nasales con los dedos
- Llevar al jugador al médico si el desangramiento persiste

A EVITAR:

- NO permita que el jugador se suene la nariz durante algunas horas
- NO pegar nada sobre la nariz para parar la hemorragia sin la asistencia de personal de asistencia médica
- NO reclinar la cabeza hacia atrás (el jugador puede atragantarse con el torrente sanguíneo por la garganta)





Contunsiones



Una contusión es el aplastamiento y rotura de vasos sanguíneos de un músculo, generalmente a un nivel superficial (cercano a la piel). La causa es siempre un golpe violento. La gravedad depende en su mayor parte de dónde se ha recibido el golpe.

No hay que confundir contusión con hematoma. Este último es el síntoma visible, la coloración morada de la piel a causa del derrame de sangre interno, y puede ser causado por una contusión o por una lesión de otro tipo (una fractura y luxación, un desgarro muscular, etc...).

SÍNTOMAS

Se nota tensión en el músculo y en la piel, y el dolor suele ser intenso. A veces se produce hematoma, pero no siempre (depende de la profundidad a la que estén los vasos sanguíneos rotos y del volumen de la hemorragia). En cualquier caso, antes de la aparición de los síntomas, ya te habrás dado cuenta de que has recibido un golpe. Vamos, creo yo...

PRIMEROS AUXILIOS:

Aplicar frío (pero no hielo). A veces es conveniente aplicar un vendaje compresivo, pero no debe mantenerse durante mucho tiempo (unos 20 minutos. Si es necesario, tras ese tiempo se afloja el vendaje y 5 minutos después se vuelve a poner).

Después de lo anterior, aplicar una pomada antiinflamatoria y antidolorosa, si no hay lesión en la piel. También se puede aplicar algún producto en spray (tipo Reflex), pero siempre en el caso de que no haya heridas o abrasiones.

Si la contusión es importante y se produce en una pierna, habrá que mantenerla en alto, a ser posible durante algunas horas.

No se debe dar masaje ni frotar.




Fractura de hueso



Las fracturas aparecen en varias formas y en cualquier lugar del cuerpo donde haya un hueso. Recuerde, usted no es un medico profesional cualificado y no está preparado para manejar estas diferentes situaciones. Su trabajo es reconocer la lesión (o posible lesión) y evitar que se agrave.

CAUSAS: Uno contra uno, caídas...

SINTOMAS:

- Puede oírse un chasquido o sentir como un golpe directo sobre la zona
- Una fractura interna causa dolor, hinchazón, y irregularidad o deformidad sobre la zona lesionada
- Una fractura expuesta mostrará un hueso saliente

PRIMEROS AUXILIOS:

- Dejar el hueso fracturado en la posición en que fue encontrado
- Inmovilizar las articulaciones por encima y debajo de la posible lesión
- Cubrir la herida si es una fractura expuesta con un apósito grande
- Controlar la hemorragia
- Aplicar hielo si la fractura es interna (no si es una fractura expuesta)
- Transportar al jugador al hospital o llamar a una ambulancia si no se está seguro sobre como trasladar al jugador

A EVITAR:

- NO intentar alinear la extremidad lesionada ni recolocar huesos salidos
- NO permitir al jugador mover la zona lesionada
- NO permitir que entre suciedad en la zona lesionada




Lesión de tobillo




Una lesión de tobillo puede ser una torcedura o una fractura y puede tener diferentes niveles de gravedad. Las torceduras se producen por estiramiento o desgarrado de tendones, ligamentos y/o vasos sanguíneos alrededor de la articulación.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Suponer que la lesión es severa.
- Inmovilizar al jugador (evitar cualquier movimiento que cause dolor)
- Aplicar la rutina "HCE" = Hielo, Compresión, Elevación (de la zona afectada)
- El jugador tiene que ser visitado por un medico antes de volver a ejercitarse

[b]A EVITAR[b]:

- No debe quitarse la bota ni la media hasta que el hielo esté disponible
- No intentar que el jugador camine




Lesión de rodilla



La rodilla es la articulación más complicada del cuerpo y la articulación más frecuentemente lesionada. Es necesario un especialista para tratar las lesiones de rodilla correctamente. Su único trabajo en este caso consiste en evitar que la lesión empeore y llevar al jugador al hospital.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Ayudar al jugador a salir del campo
- Aplicar hielo a la zona lesionada
- Elevar la pierna sin mover la rodilla, si es posible
- Llevar al jugador al hospital inmediatamente

A EVITAR:

- NO debe moverse la rodilla para examinar la lesión
- NO permitir al jugador levantarse y caminar
- NO permitir a la rodilla moverse libremente
- NO permitir al jugador continuar el ejercicio hasta que le vea un médico




Lesión de cabeza y cuello




Estas lesiones pueden ser las más peligrosas de todas las lesiones. Una lesión de cuello puede resultar en el peor de los casos en una parálisis permanente, así que estas lesiones deben ser tratadas con extremo cuidado.

SINTOMAS:

- Dolor de cabeza, mareo
- Perdida de conocimiento (inmediata o posterior)
- Pupilas desiguales
- Sensación de un zumbido o entorpecimiento en brazos y/o piernas
- Incapacidad de mover dedos de las manos y pies o las extremidades
- Respiración dificultosa
- Falta de atención

PRIMEROS AUXILIOS:

- Llamar a los servicios médicos inmediatamente
- Asegurarse de que el atleta puede respirar
- Mantener al jugador calmado e inmovilizado (estabilizar cabeza y cuello en la posición en que fue encontrado)
- Mantener la temperatura corporal
- Avisar a los padres o tutores inmediatamente
- Facilitar toda la información útil a los doctores

A EVITAR:

- NO mover al jugador
- NO dejar al jugador sin vigilancia
- NO superar los limites de su conocimiento. Pedir ayuda médica inmediatamente !




Distensión de ligamentos




CAUSAS:

- Distensión no natural de los ligamentos afectados como consecuencia de un uno contra uno o de irregularidades en el terreno de juego.
- Rotura parcial o total de los ligamentos de las articulaciones como consecuencia de un uno contra uno o de irregularidades en el terreno de juego.

SINTOMAS:

- Provoca a menudo molestias pasajeras.
- Hinchazón repentina de la articulación afectada.

PRIMEROS AUXILIOS:

- Aplicar frío
- Aplicar vendaje compresor
- El jugador debe ser visitado por un médico a la mayor brevedad posible